.

Este es MI blog y el tuyo, NO.

jueves

Rutina y autoestima.. Sabor a mi.

Levantarte, mirarte y decir… MIERDA que fea que soy.  Lavarte la cara con esmero porque como típico adolecente con las hormonas a full, tu cara por la mañana se asemeja a una brillantina. Cepillarte los dientes, atarte el pelo, tratando de que quede todo en su lugar –algo que muy pocas veces logramos, ya que al despertarte tu pelo es casi como un puercoespín- Cambiarte, e irte. Algo tan fácil, tan normal. Ni la pensas. RUTINA.

La mañana siguiente, lo mismo.

Y la otra
Y la otra
Y la otra
Y la otra

RUTINA.
RUTINA.
¡¡¡¡RUTINA!!!!



Y si mañana no me levanto, o si mañana no me miro en el espejo… 
¿Me reconoceré? ¿Seré realmente yo? ¿Sera esa la chica que todos conocen?

Y si no te reconocen, realmente.. ¿Te reconoces? ¿Sos vos, si nadie sabe quien sos vos? ¿Serías la que sos si la gente no quisiera que fueras así? 
¿SI? ¿SEGURA? Tendré un serio problema de autoestima… Pero la realidad es que vivo en sociedad, y lo que yo quiero hacer, no siempre puedo hacerlo. 



15 comentarios:

Belén dijo...

Vivir en soledad, hace que todo sea peor, que todo sea una mierda, que siempre sea lo mismo, pero cuando alguien te habla ¿Notaste lo que cambia?, cuando te sacan una sonrisa, es increíble, pero muchas veces parece que es lastima y muchas veces ese intento de sacarnos una sonrisa no funciona.
Me molesta que me digan AY! habla, veni acá, no estés sola.Te hacen sentir diferente y que no pertenezco ahí.

Rosa dijo...

¿Si todos pudiesemos hacer lo que queremos? creo que no es muy buena idea, si ya la vida es dura imagínate si nadie tuviese control y no pensara más que en ella misma, sería un caos.
Las normas es lo que tienen, que están para que intentemos vivir pensando no sólo en uno mismo.
Respecto a la adolescencia. Ya sé que es duro no verse como a una le gustaría pero tranquila, son etapas que gracias a dios pasarán.
Puede que incluso cuando el tiempo pase y eches la vista atrás quisieras volver.
Besitos.

La Rubia Tarada dijo...

Llegué a la conclusión que hay que hacer lo que uno quiere, aunque los demas no lo entiendan...Sali despeinada a la calle, canta y bailá y que te miren como si estuvieras para el Borda...Que mas da? Solo es la opinión de la gente...
Sé única y dejarás huella ;)
Besitos!

Luuli dijo...

Hay que ser como uno es, no lo que la gente piensa o quiere; hay que hacer todo lo que queramos, porque sino nos quedamos con ganas (hay dios). Gracias por lo que escribiste en mi blog! me encanta tu bloooooooooog

Belu dijo...

Tenés que hacer lo que vos querés hacer y no dejar que por miedo a que no te reconozcan dejes de ser quién sos.
Te aseguro, que las personas que realmente te conocen te van a conocer cambies o no.

:)

La pasamos bien/Nos portamos mal dijo...

para mi romper rutina tambien es felicidad, que queresque te diga?

Lu :) dijo...

Vos tenes que ser vos misma, y q tu ue nadie te digo que tenes que ser :) un beso y me encanto mucho tu blog

Magui dijo...

Que buena entrada, deja mucho que pensar!
Gracias por pasar siempre , un beso :)

FDesh♥ dijo...

No puedes hacerlo porque realmente no quieres. Si de verdad lo quieres, Que no te importe la opinión de los demás, hazlo, y si te equivocas, rectifica, es la única manera de vivir, aprender y madurar.. Y sobre todo, se SIEMPRE tu misma, eres la mejor persona que puedes ser :)

Gracias por pasarte por mi blog, te sigo también.
Un besito!^^

Clandestina. dijo...

trata de hacer lo que vos quieras, la rutina aveces agota! bah, yo me canso rapido de hacer siempre lo mismo.

Perdida bajo la superficie. dijo...

Arriesgate, hace lo que vos quieras y sientas que los demas sd ocupen de ellos !
Te espero en el mio (:

Meeel. dijo...

nada mejor qe cambiar la rutina :D besos

cami cartular dijo...

me dejó pensando esta entrada, me encantó!
seguí así, un besito ♥

peregrinopurpura dijo...

Nena, si a esa edad te sentís fea, ya verás lo que te pasa cuando tengas más años y se te empiece a caer todo. Disfrutá de tu tiempo, que no se repite jamás!!
Besos!!

May dijo...

podes ser quien quieras. hacer lo que quieras.